Presentación

El proyecto se centra en estudiar las nuevas tendencias en relación a las estrategias de comercialización utilizadas por la agricultura familiar. Entre éstas se destacan dos. Una referida a los encadenamientos productivos (EP) que buscan articular a las explotaciones de la agricultura familiar con las empresas agroindustriales ya insertas en el mercado, de modo de proveerlas con materia prima. Este enfoque procura generar negocios que, al tiempo que beneficien a las comunidades y personas de bajos ingresos, también lo hagan con las empresas agroindustriales. La otra tendencia emergente la constituyen los denominados circuitos cortos (CC), que son una forma de comercio basada en la venta directa de productos frescos o de temporada, que busca minimizar la intermediación entre los agricultores familiares y los consumidores. El interés por este modelo (CC) se debe fundamentalmente a la creciente demanda de los consumidores, que valorizan cada vez más a los productos locales, auténticos, sanos y de temporada. Los agricultores familiares, en tanto, buscan capturar un mayor valor de su producción, realizar un ahorro en otros segmentos de la cadena (transporte, embalaje, etc.) y crear valor a partir de activos inmateriales como marcas, cultura, anclaje territorial, autenticidad, lazo social, etc.

Ejemplo
Un contenido

Para que estas nuevas tendencias se consoliden en las sociedades latinoamericanas son necesarias acciones en materia de investigación, de animación social y de definición de políticas públicas. En primer lugar, es necesario cuantificar las ventajas económicas que estos nuevos esquemas de comercialización tienen para los agricultores familiares y para la sociedad en su conjunto.

Teniendo este planteamiento como base se postula el proyecto para contribuir a la difusión de los encadenamientos productivos y de los circuitos cortos como nuevos modelos de comercialización de la agricultura familiar en la región. Esto con el propósito que los agricultores familiares y otros actores que son parte de las cadenas agroalimentarias (agroindustrias, ferias, etc.) cuenten con nuevas políticas públicas para apoyar la difusión de estos nuevos modelos de comercialización y con nuevos conocimientos técnicos y de normativas de calidad e inocuidad adecuados para mejorar sus prácticas de gestión.

El proyecto prevé tres tipos de resultados con carácter de bienes públicos: (i) nuevas referencias técnicas para la masificación de estos instrumentos (EP y CC) a través de políticas públicas; (ii) información estadística sobre EP y CC; y (iii) nuevos conocimientos técnicos para mejorar la gestión de los EP y CC a nivel de los actores privados.